Horario : Lunes a Viernes - 9am to 5pm

04 Mar
0
marzo 4, 2020
Uncategorized

A un año de que Nicolas Maduro ordenó el cierre de las fronteras con las islas neerlandesas, la Fundación Barquitos de Venezuela, que agrupa a exportadores de alimentos, solicita nuevamente el permiso de las embarcaciones para surtir al mercado flotante de Curazao

Por Lisbeth Barboza Ruiz -4 marzo, 2020 9:59 am

La Vela.- Exportadores, marinos, caleteros y comerciantes de La Vela, municipio Colina del estado Falcón, emprendieron este martes 3 de marzo nuevas acciones de protesta para solicitar la pronta apertura de las comunicaciones con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, con el fin de reactivar la actividad comercial que, desde hace un año, fue paralizada por órdenes del presidente Nicolás Maduro.

Desde la Plaza Bolívar de La Vela, los afectados, junto con los miembros de la Fundación Barquitos de Venezuela, que recoge a gran número de exportadores de alimentos a Curazao, elevaron su voz ante las autoridades municipales, regionales y del gobierno nacional exigiendo respuestas a los planteamientos de abrir el canal de comercialización o permitir a las embarcaciones surtir al mercado flotante –sitio de descarga de alimentos y frutas- de Curazao, como lo han venido haciendo durante más de 200 años.
Salvador Infante, secretario de la Fundación Barquitos de Venezuela, dijo que a un año del cierre de la frontera marítima con las islas del Caribe no hay ningún tipo de respuestas ante las propuestas de los exportadores sobre la obtención de un permiso especial para las embarcaciones que salen al mercado flotante de Curazao y una autorización a aquellas lanchas que semanalmente surtan a las que expenden alimentos en la isla.
La relación comercial que se desarrolla entre Venezuela y Aruba, Bonaire y Curazao data de aproximadamente 200 años. El estado Falcón ha tenido mayor ventaja comercial en comparación con otras regiones del país por la ubicación geográfica de las islas y su cercanía con las costas falconianas.
En este sentido, el intercambio comercial de mercancías perecederas y no perecederas se incrementó en los últimos años, producto del impulso que le ha dado el Estado, a través de la creación de mecanismos de control para disminuir la carga ilegal, el trafico de sustancias ilícitas y de material estratégico que permiten a los exportadores y pescadores hacer un mejor uso y distribución de las divisas obtenidas por esta actividad que, además, sirve de sostén económico a más de siete mil familias falconianas en la jurisdicción del municipio Colina.
Lancheros, pescadores y exportadores recolectaron firmas por todo el pueblo de La Vela para sustentar, una vez más, el pliego de peticiones que le hacen al gobierno regional, según expresó el presidente de Barquitos de Venezuela, debido a que ya ha pasado un año desde que más de 500 trabajadores directos están sin empleo y quienes están sufriendo son sus familias que ven cómo deben emigrar para poder mejorar la calidad de vida.
Acotó Salvador Infante que están afectadas más del 80% de las familias en el municipio Colina y reiteró que la lucha es continuar hasta que cese el cierre de la frontera marítima con Aruba, Curazao y Bonaire.

Recordó que las consecuencias de esta medida ocasionaron desempleos masivos, desmotivación en los trabajadores, marinos y caleteros; hambre y delincuencia en el municipio, protestas en busca de mejoras sociales y promovió la inseguridad jurídica en la realización de la actividad comercial para los propietarios de las embarcaciones.

Tomado de: https://elpitazo.net/occidente/comerciantes-de-la-vela-piden-reactivar-la-ruta-maritima-con-curazao-y-aruba/

WhatsApp Business